Digital Colony respaldando la estrategia latinoamericana con mucho dinero

Al ser relativamente nuevo en el sector de la infraestructura en general, el fondo estadounidense Digital Colony se ha propuesto la desafiante tarea de convertirse en el mayor player de infraestructura digital en América Latina

DIGITAL COLONY RESPALDANDO LA ESTRATEGIA LATINOAMERICANA CON MUCHO DINERO

Bnamericas Publicado: martes, 09 de febrero de 2021

Para lograrlo, el fondo, que se fundó en 2017 cuando Colony Capital adquirió Digital Bridge Holdings, creó una reserva multimillonaria para proyectos greenfield (que comienzan desde cero) y crecimiento inorgánico en tres áreas clave: fibras, torres y centros de datos.

Considerando solo las asignaciones directas en estos segmentos -la compañía también realiza coinversiones, Digital Colony tiene un fondo de alrededor de US $ 30.000mn destinado a inversiones.

«Hemos estado trabajando para llevar a cabo una transformación de una empresa de bienes raíces tradicional (que era el foco de Colony Capital) a la nueva propiedad inmobiliaria digital, que comprende fibra, torres y centros de datos», Marcos Peigo (en la foto), socio operativo de Digital Colony en Latinoamérica, dijo a BNamericas.

Peigo, quien se incorporó a Digital Colony en abril pasado procedente de IBM, es también el director general de la filial de centros de datos de Digital Colony Scala, creada para enfocarse en los proyectos de centros de datos del grupo en Latinoamérica.

El modelo de negocio de centros de datos de la empresa se basa en proyectos de hiperescala y colocation, construcción de infraestructura de datos desde cero para proporcionar espacio, suministro de energía y conexiones de alta velocidad para acomodar servidores y almacenamiento de grandes proveedores de servicios en la nube, como AWS y Google.

CENTROS DE DATOS

Scala se formó oficialmente con la adquisición de los activos de colocation de la firma brasileña UOLDiveo por Digital Colony el año pasado por 2.300mn de reales (US $ 429mn).

Con la adquisición, Scala se hizo cargo de dos datacenters: SP1, con aproximadamente 25MW de capacidad total, y SP2, con capacidad de 7MW, ambos ubicados en la región metropolitana de São Paulo.

Scala ahora está expandiendo su presencia mediante la construcción de cinco centros de datos en la región: uno en México, uno en Colombia, uno en Chile y otros dos en Brasil. Está previsto que las obras de construcción de todos ellos comiencen este año.

En Brasil, se prevé que SP3 entre en funcionamiento en junio, lo que debería llevar la capacidad de producción total en Brasil a 50MW este año.

SP3 es un centro de datos de hiperescala y de un single-tenant, es decir, para un solo cliente. Peigo no reveló el nombre del cliente, pero es probable que sea AWS u Oracle.

Según Peigo, será el primer centro de datos en Brasil con certificación Tier III emitida por TIA 942, que a diferencia de las certificaciones Tier III de Uptime, observa no solo aspectos eléctricos, sino también mecánicos, incluyendo telecomunicaciones y seguridad física.

Peigo también dice que el 100% de la energía utilizada en todas las instalaciones de Scala es renovable y está certificada por el Estándar Internacional REC.

Además del SP3, otro proyecto que se lanzará en Brasil este año es el SP4.

A diferencia de SP3, será un sitio de multiple-tenant y está programado para comenzar a funcionar en diciembre. SP4 tendrá 25 MW de capacidad y se centrará en el ecosistema de las grandes empresas.

Cinco de los 10 datarooms del edificio ya están prearrendados a los clientes actuales de Scala, quienes ampliarán sus capacidades.

Las otras cinco salas están en negociación. Se están llevando a cabo conversaciones con grandes empresas como los operadores que ya no quieren tener sus propios centros de datos debido a problemas de costos, así como con empresas de subcontratación de TI que buscan consolidar sus centros de datos en una especie de colocation de alojamiento. “Se trata de empresas que brindan servicios de datacenter a otras empresas, pero que tienen sus activos dispersos”, dijo el ejecutivo.

Además de SP3 y SP4, Peigo confirma que la construcción comenzará el próximo año en los proyectos SP5 y SP6 en la misma área.

SP5 será un edificio de 40MW, supuestamente el centro de capacidad más grande de América Latina, y tendrá un perfil de hiperescala como SP3.

SP6, a su vez, será un seguimiento de SP4 con el mismo perfil multiempresa. Tendrá hasta 12MW de capacidad.

Además de estos centros de datos SP, Scala pretende desarrollar otras dos zonas de disponibilidad en el estado de São Paulo, con al menos un centro de datos nuevo cada una, que se inaugurará en el 3T22.

En total, la empresa estima que llegará a 200MW de capacidad total en Brasil apenas 2,5 años después de su creación, con suficientes terrenos y subestaciones para permitirle llegar a 400MW, según el ejecutivo.

Pero, además de los proyectos en Brasil, Scala también ha confirmado proyectos para otros seis data centers latinoamericanos, según Peigo.

Dos de ellos se instalarán en la región de Santiago de Chile.

Uno de estos sitios se encuentra en una etapa de desarrollo más avanzada. Será un centro single-tenant e hiperescable. La empresa ya está en negociaciones con un cliente importante.

Además de esos dos centros de datos en Chile, se construirán otros dos en la región de Querétaro en México y dos en Bogotá, Colombia. El plan para 2021 es comenzar la construcción de un centro de datos en cada país.

Scala se centra en rivales como Equinix, Ascenty y Odata, todos los cuales también están invirtiendo en estas naciones. .

“Llegamos un poco tarde a estos países en comparación con otros jugadores. Pero nuestras inversiones son sólidas y están bien calculadas. No iremos a las mismas zonas de [disponibilidad de datos] que el resto. Crearemos nuevas zonas”, dijo Peigo.

Scala también tiene una asociación para la construcción de centros de datos modulares para la informática de borde. Estos estarán conectados a los centros de datos centrales que la compañía está construyendo en la región a través de fibra óptica, que es otro foco de las inversiones del grupo.

Todas las inversiones están dirigidas a largo plazo.

“Recién estamos comenzando un viaje de inversión. No tengo que buscar rentabilidad ahora. Ya hemos comprado activos rentables. Tengo una generación de caja y un Ebitda razonablemente positivos que me permiten seguir financiando nuestras mudanzas. No tenemos prisa. La prisa es seguir comprando buenos activos”.

TORRES

Un segundo pilar del negocio del grupo es el segmento de torres, que incluye small cells y sistemas de antenas distribuidas (DAS).

Digital Colony tiene tres importantes inversiones en la región en este segmento: Mexico Tower Partners (MTP), el mayor operador privado de torres inalámbricas en México; Andean Telecom Partners (ATP), que opera fibra y torres en Chile, Perú y Colombia; y Highline do Brasil, centrada en el negocio de torres brasileño.

Highline fue comprada en 2019, Andean Telecom Partners (ATP) en 2017 y Mexico Tower Partners en 2013, a través de Digital Bridge.

En diciembre de 2017, ATP anunció la adquisición de Torres Unidas (TU) a Berkshire Partners. La compra agregó 1.644 sitios a la cartera de ATP, lo que la convierte en la empresa privada de torres más grande de la región andina.

Mexico Tower Partners, a su vez, tiene ahora 3,000 sitios desplegados en 32 estados mexicanos.

Highline do Brasil, adquirida a Pátria Investments en diciembre de 2019, se convirtió en el principal vehículo de inversión de Digital Colony para torres y fibras en Brasil.

A fines de 2020, Highline realizó dos nuevas fusiones y adquisiciones, firmando un acuerdo definitivo para adquirir Phoenix Tower do Brasil (PTB) de fondos administrados por Blackstone y adquiriendo más de 600 sitios (torres) de la brasileña Oi por 1.000mn de reales (US $ 186mn).

En la actualidad, Digital Colony tiene alrededor de 6.600 torres en Latinoamérica en su cartera, según Peigo. A nivel mundial, el grupo tiene 350.000 sitios de torre, 35.000 small cells y DAS y 241.000km de fibra óptica, además de 125 centros de datos activos, agregó.

FIBRA

La fibra es el tercer pilar de la estrategia de infraestructura digital de tres puntos que persigue Digital Colony para interconectar sus torres y centros de datos y servir a las industrias que buscan automatizar y digitalizar.

Digital Colony está luchando contra el fondo Economia Real del banco de inversión Banco BTG por los activos de fibra de Oi.

La semana pasada, Oi anunció que había entablado conversaciones exclusivas con BTG para el acuerdo de fibra. Esto acerca al banco a obtener un estatus preferencial (stalking horse) en la subasta por el 51% de la red de fibra del operador brasileño, programada para el primer trimestre de este año.

Digital Colony no está descatalogado, pero con estatus preferencial, BTG podrá cubrir cualquier otra oferta realizada. Sin embargo, Peigo no cree que el juego haya terminado todavía. «Siempre vamos a estas competencias para ganar», dijo.

Fuente de la imagen: Claudio Gatti.

Fuente: bnamericas